Ser feliz en redes sociales SI ES POSIBLE

mujer triste en redes sociales
Por: - 26 enero, 2022

Y aquí te enseño cómo…

Si sientes que cada que te metes a tu cuenta de Instagram o Facebook, te pasas hooooras (y muchas veces ni te das cuenta del tiempo), y al final tienes una sensación como de hartazgo, cansancio, rechazo, tristeza o frustración, tienes que saber que esos son algunos de los efectos que causan las redes que se están estudiando actualmente, pero mientras esos estudios nos arrojan los resultados, ser feliz y evitar/prevenir tener esos sentimientos cuando navegamos en redes sociales SI ES POSIBLE y yo te quiero enseñar algunos trucos para que puedas lograrlo.

mano con celular viendo rede sociales

Da unfollow

No, no tiene nada de malo que dejes de seguir a las personas o cuentas. Tómate un tiempo para revisar a quién sigues y qué sientes cuando ves sus historias/publicaciones. Puede ser desde alguien que tal vez no te cae bien, o simplemente no te gusta lo que publica, o hasta una celebridad que te hace sentir tal vez celos o envidia.

Primero tienes que entender que es normal sentir esto: celos, envidia, frustración, FOMO (el miedo de quedarse afuera, por ejemplo, no saber de lo que hablan o no ser invitado a un evento), etc. RECUERDA que lo que vemos en redes es un segundo de los más de 8 mil segundos del día. Es justo un instante que se captura, se edita y se publica.

La gente siempre va a mostrar lo mejor y tienes que comprender que lo que vemos en redes, el 90% no es real. Es una foto planeada, posada, los hijos no son perfectos, ni las mamás, ni nadie. Por eso yo me esfuerzo en mostrar siempre las cosas como son. Incluso a veces me ven con chongo y sin maquillaje porque esa es la realidad.

Así que la próxima vez que estés navegando en tus redes, pregúntate: ¿qué te hace sentir esa persona? ¿aporta algo a tu vida su contenido? ¿qué pasa si lo dejas de seguir?

Si no quieres dejarlos de seguir para no quedar mal, puedes silenciar sus historias y sus publicaciones para que no tengas que verlas.

Pon tu cuenta privada y no te enganches con comentarios negativos

Si no trabajas con tus redes sociales y solamente las usas para mantenerte en contacto con tus amigos y conocidos, entonces haz tus cuentas privadas. Esto va a evitar que gente desconocida vea tu contenido, tus lugares frecuentes, vacaciones, fotos de tus hijos y todo lo que comúnmente subimos a redes.

Si tu cuenta es pública, recuerda que estás expuesta a comentarios negativos. No les hagas caso. Puedes bloquear a esos usuarios, eliminar sus mensajes privados o desactivar los comentarios. No te enganches contestando. Recuerda que es más fácil decir cosas a través de una pantalla. Si estuvieran de frente, probablemente no se atreverían a decírtelo.

No te claves en peleas

Es común toparnos con opiniones de los demás que no necesariamente compartimos, en Facebook o Twitter, y pueden ser de temas personales o hasta de temas completamente ajenos a nosotros pero controversiales como religión, aborto y más. No siempre las personas van a tener la misma opinión que tú, así que no te claves contestando mensajes, o peleando de forma virtual. Mejor enfoca tu tiempo y energía a otra cosa.

navegando en las redes sociales

Sigue cuentas positivas

No significa que dejes de seguir a las cuentas de noticias o cuentas con contenido pesado, sino que logres un balance siguiendo también cuentas positivas. Puede ser de bebés, animalitos o noticias felices.

Haz un detox y limita el tiempo

Esto significa que no te pases hooooooras navegando en las redes. Ponte límites. Puedes bajar alguna app que te cuente el tiempo o puedes poner una alarma.

También es bueno que de vez en cuando dejes tu teléfono. Por ejemplo, los domingos después de comer, no más teléfono hasta el lunes. Y por supuesto, vital que a la hora de comer o cuando estés con tus hijos o familia, no haya teléfonos cerca.

¿Qué otras técnicas te funcionan? ¡Cuéntame! Puedes leer: Tips para mejorar tu salud mental.

Besos, Bibi.